Chino básico

20 Noviembre 2012

Publicado en Idiomáticos

Los que me conocen saben que desde chico tengo un metejón grande como una casa con los idiomas. De chico me mandaron a aprender inglés, y le agarré el gustito años más tarde. Luego tuve episodios con otros idiomas, como el francés, el japonés, el sánscrito, el árabe, el gaélico y, por supuesto, el sindarin y el quenya.

En julio de este año estuve en Shanghai durante diez días, por trabajo, y me enamoré del sonido del idioma local, el chino mandarín. Así que queridos míos, anuncio que he sucumbido a un nuevo metejón idiomático: a partir de la semana que viene comenzaré nomás con mis estudios del idioma de Confucio, con una profesora particular no nativa.

¡Veremos que pasa! Hasta la próxima, o mejor dicho, 再见!

PD: ¿viste, Carlitos, que es fácil volver a escribir al blog? ¡No te cuelgues de nuevo, che!

 

Entrada anterior:

Entrada siguiente: