Dos mil doce, ¡feliz año nuevo!

30 Diciembre 2011

Publicado en Mi vida en Eslovenia

Quizás por mi afición temprana a la matemática, a la música, o vaya a saber uno por qué, siempre tuve afición por recordar fechas. En una época donde no existía el Facebook para recordarte los cumpleaños, ¡yo era una luz! Por lo tanto, siempre me gusta encontrar los aniversarios “redondos”, y a mi entender, este 2012 viene fuerte! Miren, si no.

En lo familiar, el abuelo de Ksenija cumplirá en enero 80 años, y su hija Mira1 50. Del otro lado del Atlántico también traerá el 2012 cumpleaños importantes: mi mamá cumplirá 65, mi “hermana” María Ángeles 50, su hija Alma Carmesí 10, y mis abuelos, de estar aún entre nosotros, soplarían respectivamente 90 y 99 velitas2. En una nota un poco más triste, también se cumplirán 15 años desde la desaparición de mi abuela Celina, la mamá de mi papá.

En lo musical, en el 2012 serán 25 años desde que comencé a ir regularmente a estudiar piano en el Conservatorio Nacional de Música Carlos López Buchardo. No duré mucho en esa casa de estudios, pero así me marcó para toda la vida. Sin embargo, tan sólo cinco años más tarde la banda de sonido de mi vida ya estaba muy lejos de los opus de Bartok, Czerny, Beethoven o Mozart; en 1992 –¡hace 20 años!– mis discos favoritos eran News of the World (Queen)3, Blood Sugar Sex Magik (Red Hot Chili Peppers) y Acariciando lo Áspero (Divididos).

Y ya que estamos en el ’92, ese fue un año definitivo en lo personal. Tenía 14 años y ahí fue cuando conocí a los que conformarían mi grupo de amigos más importante de mis adolescencia y juventud temprana: Tricio, Joaquín, Francés, Polaco, Chapa (todos hombres de bien hoy en día, por supuesto). Espero volver a verlos pronto. Me gustaría mucho reunirme con todos una vez más, para los 20 años de “El Kobold Tuerto”.

¿Y qué pasaba en Argentina en el ’92? Se cumplían 10 años de la guerra de Malvinas4, y también fue el año de la denominada “pelea por la Escuela Pública”, donde los estudiantes secundarios se movilizaron fuertemente en contra el amancebamiento. Recuerdo incontables reuniones y asambleas en los pasillos de mi Escuela, el Mariano Acosta. Mi hermano, además, estaba en 5to año, y fue uno de los dirigentes del Centro de Estudiantes del colegio durante toda ese año.

Finalmente, y para no aburrir, en 2012 se cumplirán nada menos que 10 años desde que nos conocimos con Ksenija en Irlanda, y 5 años de nuestra boda en Eslovenia (y de la boda de mi cuñada Maja, también).

Interesante, ¿verdad? ¿Cómo viene el 2012 para ustedes, lectores?

¡Feliz año nuevo!

  1. La tía de Ksenija, ¿me siguen? []
  2. Sí, el 99 es un número redondo. Si no sabés a lo que me refiero, algún otro día te cuento. []
  3. Dicho sea de paso, el primer CD que compré en mi vida. []
  4. Tema candente si los hay, hoy en día. []

Entrada anterior:

Entrada siguiente: